Mala agua

Borboteaba pucheros de tormenta el cielo, anubarrado y metálico. Tal como vaticinó el reúma zocato de Paco descargó al principiar la siesta. Aguacero malcriado. Berrinche de señorito. Cuando venas de luz agrietaron las serranías los chopos cerraron filas. La cigüeña se ovilló. Los caracoles se dispusieron al sprint. Y Paco mudó su silla de esparto al soportal. «¡Mala agua!».

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes