3/19/2015

No pude caer más alto

Me precipité en ti
harto de acogedoras planicies,
firmes sostenes donde afianzar la vista
que se caduca de eterna
en lo llano.

De la cumbre del abismo
prendido,
electrocardiograma aserrado, espejo
que no da pavor —y grita— ¡vive
la vida viva!








www.streetartutopia.com