Y otra vez la burra al trigo

22-5-2015, de un borracho largado a patadas de un bar: «¡os maldigo con lo que ya os sucede: la más absoluta infelicidad!»

Mi borracho se desnuca en otro sorbo.
Y los bovinos ojos, sangriento zarzal,
parpadean como meandros de psiquiátrico.
Tanta ruina emboscada.
Tanto trastero al acecho.
¿Quién te parió ladeado, viejo?
¿Qué madre te acunó aborto?
Las tragaperras matriculan soniquetes,
se aturullan de neón, pero nadie dice en el bar.
Entre nosotros el lenguaje se sobreentiende.
Una luz machacada a serrín, mortaja y placenta,
enharina el berrinche inaugural del ataúd.
La costumbre tritura como pitón cotidiana y zalamera.
Sufrir ya no acarrea dolor.
Si fuera pintor te deshilacharía las venas,
mi borracho, te dotaría de color.
Consolémonos con pagar la cuenta
y mudarnos a otro espejo.







Extraída de la red

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes