Suda su nombre con todas las letras

Me acusan de no llamarlo amor
y se les escapa
que el atareo taciturno del artesano,
embebido, moroso y hormigante,
bautiza sin doblez, como
el inaugural latido,
como
el primigenio llanto.

Trabaja
la carne
de quien se ensortija en el otro cuerpo iletrado
y descascarilla contornos,
y viruta fronteras
—¿de qué otros pelajes desnudarse?—.
El opuesto
por fin
abrigo. Y a pesar de tal revelación,
del nuevo continente poblado,
el sudor pide acto
y la caricia, deslenguada,
pronuncia la palabra que aniquila el mundo.

Me declaro culpable de no llamarlo
amor.








www.streetartutopia.com

4 Comentarios:

P MPilaR dijo...

*igual la absolución ni llega. Que no llegue *
Besos

P MPilaR dijo...

*igual la absolución ni llega. Que no llegue *
Besos

Sandra Garrido dijo...

y quién sabe?

Maravilla de poema.

Antero dijo...

Pilar, Sandra, feliz idioma os deseo

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes