12/19/2015

Nuestra insignificancia explica muchas enormidades

En el punto de mira de los lunes
esprinto de escombro en escombro
variando el ritmo de la zancada
y el sentido de los zigzagueos.

El secreto está en asumir como impropio
el integumento —no lo usas, te es—
y sin darle la menor importancia
nunca bajar la guardia.

¿Crees en la virgen María, recluta bufón?

Mis átomos incomprendidos no me piden a Dios,
acaso una raya más,
un ciego más,
otra mamada más.

Un pensar en voz crédula.

En fin,
nos mantendremos en nuestras trece;
de lo contrario el instructor nos golpearía más fuerte.








3 Comentario:

P MPilaR dijo...

El instructor tiene ínfulas p'a todo.
Ni caso.
**nivel 1700 antitibalas a mamar**!!
Bs

P MPilaR dijo...

El instructor tiene ínfulas p'a todo.
Ni caso.
**nivel 1700 antitibalas a mamar**!!
Bs

jonhan dijo...

9º ENTREGA Y ÚLTIMA?

Me alegra haber esperado al día apropiado, tal día como hoy, para pegarme la empachada de siglas, nombres raros y sobredosis de imaginación. Quiero más. Ya estaba empezando a pillarlo, torpe de mí. Quiero más.

Gracias Antero.

"¡El amor nos odia que dijo Antero!"