La pastilla roja, la pastilla azul o el cuerpo de Cristo

Estaba feo que con 40 años mirara las estrellas y se le excomulgó. Que estos que andan muchas tierras no abrigan decentes derroteros. Trotamundos como buen puerco. Mugreaba por el canto de la boina lágrimas de escombrera. Y acechaba cuando pedía caridad. Se fingía melancólico, adormilado, cojitranco, y al allegarse la limosna, ¡zas!, mordía a traición. Luego masticaba con deleite aterrado. Se le absolvía porque se acobardaba y acataba los palos. Y porque sabía hacia dónde elogiar.








Bruce Davidson

1 Comentario:

Autógeno dijo...

Estos retratos se descarnan que da gusto verles el marfil.

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes