4/12/2017

Lo que una consigna puede hacer por usted: véngame pensado de casa

El conflicto se soluciona con otro conflicto.
Subamos la apuesta.
Refinanciemos nuestras dudas con vistas a dormir del tirón.
Incrementemos el marco crediticio.
Todo sea por sobrevivir como especie.
Odiemos, odiemos y odiemos convencidos de que es amor.


***     ***     ***


Si quieres la paz prepárate para encontrar una justificación moral con la que hostiar a tu adversario.
Lo demás rueda pendiente abajo.
Tuit en popa y a toda vela.


***     ***     ***


La multitud husmea una causa que linche inofensivamente.
Esterilizan lo salvaje porque les provoca náuseas su fetidez incondicional.
Bobos. Nada retrata con mayor rigor lo humano que interrumpir los hachazos al vecino
para advertir a nuestros hijos que se cepillen los dientes,
controlarles la ingesta de grasas, el historial web,
y retornar al 4º 2ª a mearnos sobre el cadáver.


***     ***     ***


Quieren una razón que domestique sus conciencias.
Pero la razón exige un alma.
Cuando buscas la verdad hallas la imperiosa necesidad de mentir.
Finiquitar el pensamiento con la finura de una ley física hace milenios desentrañada.
Nuestra y amable.
En definitiva, adoremos al enemigo.
Entreguémosle a nuestros vástagos en sacrificio.
Y que amanezca otro horizonte primaveral que salvar.
Donde no arribe nuestro odio, llegará nuestra ladrada esperanza.


***     ***     ***


Odien con precisión histórica.
Y no teman.
Cada cual ficciona la Historia según la línea editorial que le dieron a esnifar.
(¿Quién denomina «Apocalipsis» al Big Bang? Y a fin de cuentas moramos sus esparcidos escombros).
Hemos hecho de Auschwitz un parque temático.
Y más pronto que tarde Walt Disney lo adquirirá.
Pero recuerden, manténganse siempre alerta: que solo les duela su dolor.
No compliquen la simplificación; lo que existe es porque funciona.
Y nunca reprochen la pésima depilación al consejo de administración neandertaliense.
Tomen asiento y vayan consultando la selecta carta
—disponen de la LFP al completo,
¿dioses?, todos, ¿patrias?, por hacer o hechas,
¿espectro político?, ¿causas justas?, ¿futuros a diseñar?,
los que gusten—
pronto un camarero les atenderá.








Pejac

1 Comentario:

P MPilaR dijo...

***una vez me sorprendí refinanciándome la simplificación
Todo fue como siempre: un espejismo. Y acabé firmando la paz jurando en arameo***

bs