11/25/2017

Se non è vero, è ben trovato


¿Cómo es su corazón? Como sus manos fuman.

                    *    *    *

Precipitados el uno en el otro.

                    *    *    *

¿La exactitud redondeada hacia arriba o hacia abajo?

                    *    *    *

La rosa yacía en la vejez de sus manos.

                    *    *    *

Malhablaba las palabras que escribía.

                    *    *    *

Si quieres la guerra prepárate para matar en nombre de la paz.

                    *    *    *

¿Quién será el último, el huevo o la gallina?

                    *    *    *

Las lágrimas del empírico cocodrilo.

                    *    *    *

Sabanean las coartadas en los tendederos.

                    *    *    *

¿Quién practica caligrafía sobre las vías del tren?

                    *    *    *

Llegué al silencio: demasiado bullicio. Alcancé la soledad: atestada. Tiré para Teruel.

                    *    *    *

Pronostiqué tu piel y el asfalto.

                    *    *    *

Estoy harto de que me demanden explicaciones. Prefiero que me odien desde un principio. Acortamos camino.

                    *    *    *

Invierta en ruina. A los hechos me remito; en la Historia de la Humanidad solo la ruina ha tenido futuro.

                    *    *    *

En la memoria del cementerio florecían cerezos, espinaban zarzales.

                    *    *    *

Las raíces del cementerio los devolvían a una vida que no vivirían.

                    *    *    *

Respiramos tiempo.

                    *    *    *

El escuchador de piedras.

                    *    *    *

Estamos invitados por todos los caminos.

                    *    *    *

Aguardaba caminos sentado.

                    *    *    *

La felicidad no consiente definiciones.

                    *    *    *

¿Cuándo liberarán al mar de nosotros?

                    *    *    *

La razón no sacia. Siempre quieren más.

                    *    *    *

La razón no basta. Con ella alcanzan cotas más elevadas.

                    *    *    *

Solo recuerdo olvidar con la memoria.

                    *    *    *

La mente no enloquece hasta que no se desnorta la carne.

                    *    *    *

Un gato mata la mirada.

                    *    *    *

La fortuna esconde ciencias.

                    *    *    *

¿Para qué anhelas tiempo libre? ¿Para esclavizarlo?

                    *    *    *

Tú apenas piensas, tú estás a favor y en contra de algo.

                    *    *    *

Poseo un don natural con los gatos, pasan de mí con razonables muestras de cariño.

                    *    *    *

Spots de colonias. Desaladoras de domingos.

                    *    *    *

Comercializan sueños para ser alcanzados.

                    *    *    *

Prosodia de publicista en la piel.

                    *    *    *

Volar a pisotones.

                    *    *    *

Mi polla es hembra.

                    *    *    *

El amor no cuenta historias.

                    *    *    *

Supera lo de «los labios de fresa».

                    *    *    *

Entró en la adolescencia como un forastero entra en una cantina del Oeste.

                    *    *    *

El mar fuera del tiesto.

                    *    *    *

¿Quién no se ha orinado en la sopa que sirvió al feliz?

                    *    *    *

En el autobús abonan el precio de un contacto pasajero.

                    *    *    *

Dime con quién miras y te diré lo que habéis visto.

                    *    *    *

Sentenciados al interminable empiece de los términos incompletos.

                    *    *    *

Ningún Dios asiste a nuestras cuitas sobrecogido.

                    *    *    *

Los olivares, alfileteros de chicharras.

                    *    *    *

El ego no viaja.

                    *    *    *

¿Qué eternidad va a construir algo?

                    *    *    *

El arco iris nimbaba la montaña de cadáveres.

                    *    *    *

La vida parece inventada.

                    *    *    *

El meditado vuelo de quien no se eleva.

                    *    *    *

Quien a buen árbol se arrima escribe ensombrecido.

                    *    *    *

Porque sabe llover, llueve.

                    *    *    *

Arraiga el viento en el haldear de tu falda.

                    *    *    *

A falta de amor, amemos.

                    *    *    *

La inconstancia soporta hundimientos que la tenacidad apenas logra atisbar.

                    *    *    *

La chica que guardaba los condones en una cajita con forma de corazón.

                    *    *    *

Sin otra ruta de escape que la delicada papiroflexia de la ropa planchada.

                    *    *    *

Tendía calzoncillos con la vista puesta en el abismo.

                    *    *    *

Si quieres creer en Dios, adelante, cree. Pero al menos ten la dignidad intelectual de no razonarlo.

                    *    *    *

Si quieres creer en una patria, adelante, cree. Pero al menos... y patatín y patatán.

                    *    *    *

Si quieres creer en una ideología, adelante, cree... y patatín y patatán.

                    *    *    *

Y los hijos se erigieron en enemigos inteligentes.

                    *    *    *

No se puede ser más que un gato.

                    *    *    *

Una relación de pareja es cosa de tres.

                    *    *    *

Salta el precipicio a mí.








Aaron Huey

11/10/2017

Ni sí ni no, sino todo lo contrario

«He tenido 3 patrias en la vida;
las 3 con coño»

Hace frío y banderas.
Aman con el odio.
Como niños adictos a la play; «¿a cuáles podemos matar?».
Bendíceles el bate de béisbol —televisión—.
Titiritéales las pesadas digestiones —emisora de radio—.
Pastoréales la barbarie cosida a los genes —línea editorial—
Y asegúrales que el Mal no les oxida el canto de los pensamientos —cuento de buenas noches—.
Ningún nutriente posee una fecha de caducidad tan prolongada como el odio.
Los pastores lo saben.
Cuajaron el linde.
En las aceras las ovejas negras se apiñan como nubes de tormenta caídas.
Oferta de trabajo: pacer.
Y ser, al menos, válidos inútiles.
Otros se abrigarán con vuestro esquilado sudor.
Crecisteis deshaciéndoos.
Moriréis hechos muerte.
Ni la verdad ni la mentira convencen ya a nadie.
Solo rige el acarreo de ánimos.
Todo proviene del fin.
Desde este sepulcro intuyo la venidera ruina.
Yazco de pie en cada paso.
Un viento amasado en los molinos del peor postor.
Un aliento apenas respirado.
La vida fraguada en moldes estadísticos.
La vida apenas erguida.
Mientras la UE homologa el último conservante inocuo en un 65%.
Y ACME abastece de ineficaces latidos de corazón.
Pifias con la que rellenar de insistente patetismo el capítulo.
No están allí porque crean.
Consumen su biología pendiente abajo.
Se acarrean el alma en estatua.
Se piensan razonables.
Pero la razón exige un precio; ver vestido al Emperador.
Ya lo señaló el fusilado por los dos bandos: aquel que no se baste solo, matará.
Se me clavan las palabras.
Todo tiene su indebido significado.
Demasiado tarde para aprender a suspender la asignatura.
Ni la verdad ni la mentira disgustan ya a nadie.
La inercia pastoreada es opción mayoritaria.
Amueblan el desnivel y traccionan un viejo sol.
Como siempre ha amanecido en la tierra de promisión.
Los pactados futuros nunca se ceñirán al contrato.
Pero en algún momento histórico deben negociar su hipoteca.
Asoma el hambre antropófaga como el más económico de los menús.
El hambre es la excusa que mejor sacia.
Si McDonald quisiera comerciar mierdas las envolvería en una bandera.
Y le pedirían otra ración.
El infierno está que arde.
Pero todavía restaba que el tribunal solicitara mi presencia.
Que manifestara mi dónde.
Mi cuándo.
Mi con quién.
He tenido 3 patrias en la vida.
Las 3 con coño.
Y olores a mercadillo.
Y a calderilla recontada.
Ayer sangré lo que no me concernía.
Sangré sangre suya.
Pretendieron una mudanza a la frontera de protección oficial.
De nuevo solo.
Me sé enfermo.
Sábana tendida frente al trapo que se cree primavera.
Porque se inaugura el invierno con colmillo de multitud.
Ya clarea la muerte de siempre.
La que triunfa.
Ya las multitudes entrechocan cornamentas.
Compiten por las audiencias en celo.
Se moldea el confín en carne estadística.
El mundo se destruye porque así respira.
Era lo más lógico, damas y caballeros: una casualidad cósmica no fía a largo plazo.
Se regula la olla a presión.
Y que la inminencia se prolongue.
Así la detonación intensificará su sabor.
Damas y caballeros, el universal oficio es desaparecer.
En cuanto a mí; si nací sin mortajas, moriré sin banderas.
Ven tú y desnuda.
Os necesito a las dos.
Demuéstrame que amáis al equivocado.
Que donde el solo cabemos los tres.








Rita Lino

10/29/2017