Con la consustancial falta de esperanzas que requiere el no rendirse nunca

Cada vez que te miro, te veo.
No me pasa con mucha gente.
Mis ojos arraigan en ti como el hombre que venera la piedra esculpida.

Todo será recuerdo mañana.
O no será.
Pero tú, gitana negra, untas haikus a la última rebanada del pan Bimbo.
Y aromas a ajo y lumbre el otoñar.

Nadie es una risa.
Salvo tú.

Me lo advirtió Yavín cuando rompisteis.
«Con esa mujer no te asusta querer».



—Cuando dejemos de querernos, Coplero, ¿me seguirás queriendo toda la vida?
—Toda mi vida.








Art Spiegelman

1 Comentario:

miss desastres dijo...

Todo será recuerdo mañana.
O no será.
Pero tú, gitana negra, untas haikus a la última rebanada del pan Bimbo.
Y aromas a ajo y lumbre el otoñar.

!!!!!!

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes