Los 14.374 mosqueteros

—¡Todos para uno y uno…!
—¡Alto! La facción panteísta todavía no aprobó el eslogan corporativo.
—Tampoco los mosqueteros antitaurinos.
—Ni las mosqueteras veganas.
—Pues los dos esbirros del cardenal huyen.
—Moción de urgencia para proferir el eslogan con carácter transitorio y no vinculante junto a una concisa y encendida arenga con el propósito de inflamar el ardor combativo. ¿Votos a favor?
—Los mosqueteros nihilistas depresivos nos oponemos.
—Y los mosqueteros del Segundo Advenimiento.
—Y las mosqueteras veganas.
—Y los mosqueteros con hemorroides seguiremos vetando cualquier resolución mientras no se almohadillen los asientos de la sala asamblearia.
—Compañero mosquetero, esa resolución fue aprobada hace meses.
—Sin ningún tipo de aplicación práctica, señor presidente.
—Queda consignada su reclamación en el diario de sesiones. Veamos…, ¿secundaría su grupo una arenga en donde se incorporara un anexo que urgiera la inmediata plasmación de los compromisos aprobados por esta asamblea en materia de cojines antihemorroidales?
—Sí, señor presidente.
—Bien, ¿la causa de su discrepancia, mosqueteros nihilistas depresivos?
—Bah, que nada vale la pena.
—Queda consignada su reclamación en el diario de sesiones. Veamos…, respetando su legítima postura vital, y por petición expresa de esta presidencia, ¿considerarían cambiar su voto negativo por una abstención?
—Pss…
—¿Entendemos que se abstienen?
—Pss…
—¿Los mosqueteros del Segundo Advenimiento rechazan el pronunciamiento del slogan corporativo y la arenga por…?
—Porque el planeta Tierra será destruido en el plazo de dos semanas y ante tal perspectiva cualquier involucración por nuestra parte en el quehacer asambleario podría confundirse con una crisis de fe o merma en nuestras convicciones apocalípticas.
—Queda consignada su reclamación en el diario de sesiones. Veamos…, ¿y a fin de no interferir en el normal desarrollo de este cónclave aceptarían ausentarse durante la votación de esta moción?
—Lo aceptaríamos, señor presidente.
—¿Y las mosqueteras veganas?
—Esta asamblea mayoritariamente masculina es otro ejemplo más del pernicioso arraigo de las estructuras patriarcales en nuestra sociedad y, por tanto, cualquier resolución que adopte atentará, sí o sí, contra la visibilidad femenina.
—Queda consignada su reclamación en el diario de sesiones. Veamos…, ¿subscribirían una arenga en la que se hiciera una mención especial al desmedido coraje e indomable ánimo batallador que identifica a las integrantes de su agrupación?
—¿Cómo de especial esa mención?
—Muy especial.
—Hum…
—¿Significativamente especial?
—La suscribimos.
—Bien, pasemos a la redacción del borrador preliminar de la arenga: «con la ausencia de los mosqueteros del Segundo Advenimiento, y la abstención de los mosqueteros nihilistas depresivos, manifestamos que nosotros, los mosqueteros del Rey, y de forma significativamente especial las mosqueteras, combatiremos a esos dos secuaces del cardenal Richelieu que han tenido la desfachatez de cruzarse en nuestro camino hasta verlos ensartados en nuestras espadas, al tiempo que instamos a las autoridades pertinentes a que cumplan con los dictámenes acordados por esta asamblea en lo referente a proveer una partida presupuestaria destinada a la adquisición de cojines antihemorroidales». Momento en el que pasaríamos al ataque gritando el eslogan corporativo «Todos para uno y uno para todos», lo recalco, de manera transitoria y sin que ello implique en ningún modo su sanción como lema oficial. ¿Votos a favor?
—Los mosqueteros republicanos piden la palabra con vehemencia, señor presidente.
—Ignórelos.
—Pero…
—Ignórelos, señor secretario. ¿Votos a favor del borrador preliminar?








...

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes