Miramiento maternal tejano

El niño de seis años juega con un revólver Smith and Wilson calibre nueve milímetros. Inconsciente y lánguido se recorre la frente con la mirilla del arma. Luego los ojos. El tabique nasal. Se detiene sobre los labios. Se introduce el cañón en la boca. Y muerde.

Ruth Herbert, madre, aparece y le regaña. Le tiene prohibidísimo el chocolate antes del almuerzo.








...

1 Comentario:

P MPilaR dijo...

*las madres, a lo suyo: a no dar una en el clavo
*los zagales, muertos van de vicio hasta la ceja
implosiva
é lo que é


Bss

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes